La mayoría de los autores en esta materia, consideran que el coste de almacenaje es proporcional al precio o valor de la unidad almacenada. ZADECON ha desarrollado un modelo de cálculo en el que no solo se considera el valor de la unidad almacenada, sí no que también se considera el volumen que ocupa el artículo ubicado en nuestro almacén.

Ante la pregunta de ¿Cuánta cantidad pedir?, está la respuesta de: Lote Óptimo, y el lote óptimo responde a la siguiente expresión matemática:

Donde:

  • q0 = Lote óptimo.
  • Dm = Demanda media anual.
  • Cp = Coste de adquisición.
  • Cs = Coste de almacenaje, y será el cálculo de esta variable el objetivo de este escrito.

Con este método de cálculo, el coste de almacenar un artículo es la suma del coste de almacenar el valor del artículo, más el coste de tener un volumen ocupado en el almacén.

El coste financiero es causado por tener valor inmovilizado.

El coste por volumen es causado por tener volumen ocupado.

Al haber realizado múltiples proyectos de reducción del inventario, ZADECON ha observado que hacer proporcional el coste de almacenaje del stock, en función del valor monetario del producto almacenado, genera incoherencias en los resultados en algunos casos. Esto esta causado por la densidad de valor.

La densidad de valor es el valor monetario del producto almacenado dividido entre el volumen que ocupa. Se mide en €/m3.

Pongamos dos ejemplos: un anillo de oro de 24 kilates tiene una densidad de valor muy alta, mientras que un palet de ladrillo hueco tiene una densidad de valor muy baja. El anillo tiene mucho valor monetario siendo su volumen muy pequeño, mientras que el palet de ladrillos tiene poco valor monetario, pero necesita de mucho volumen para poder almacenarlo.

Por lo tanto, lo que se constata es lo siguiente:

  • En los artículos de alta densidad de valor el coste del volumen es muy bajo y muy alto el coste del valor.
  • En los artículos de baja densidad de valor el coste del volumen es lo determinante y el coste del valor es relativamente bajo.

Esto significa que cuando se hacen cálculos de lote óptimo en casos de baja densidad de valor con el método tradicional, en el que se considera que el coste de almacenaje es únicamente proporcional al valor, los lotes óptimos resultan erróneamente altos, debido a que no se tiene en cuenta el coste que implica su volumen.

El coste del volumen viene dado por los costes que genera lo que ocupa el artículo:

  • Alquileres de m3 de nave para almacén.
  • Amortización de estanterías.
  • Desplazamientos dentro del almacén: Cuanto más grande es la pieza más espacio se provoca por unidad almacenada y más operarios y carretilleros hay desplazándose para hacer las tareas de almacén.
  • Energía eléctrica porque hay que iluminar la nave.

Estos costes existirán, aunque el valor de la pieza sea cero… y en artículos de baja densidad de valor no son irrelevantes, todo lo contrario.

El coste del valor es el que viene dado por inmovilizar un determinado capital y por el riesgo de tener almacenado dicho capital, por lo que existirá:

  • Coste de financiación o de oportunidad.
  • Coste del seguro del contenido.
  • Riesgo de obsolescencia.

En el siguiente gráfico se compara la repercusión, dentro del coste de almacenaje del stock, del coste del valor y el coste por volumen de dos artículos, el primero para una unidad de artículo con alta densidad de valor, y el segundo para una unidad de artículo con baja densidad de valor.

Si representamos, la repercusión de estos costes en función del tamaño del lote, obtenemos lo siguiente:

  • Para un artículo con alta densidad de valor.

  • Para un artículo con baja densidad de valor.

Seguidamente, se desarrolla el cálculo del coste de almacenaje con sus dos componentes de coste.

Cs = Csv + Csf

  • Csv es el coste del almacenamiento debido al volumen por unidad de tiempo.
  • Csf es el coste de almacenamiento de valor por unidad de tiempo.

Si representamos gráficamente la todas estas variables, coste de adquisición, coste de almacenaje, así como el coste total del producto y el lote óptimo, el gráfico tendrá el siguiente aspecto.

Podemos ya calcular cada una de las variables y sus componentes de forma independiente.

Coste del volumen

El coste del volumen (Csv) recoge todos costes asociados al almacenamiento de la pieza en función de su tamaño y todo lo que ello implica:

  • Tamaño del almacén: El tamaño del almacén es proporcional al volumen de las piezas.
  • Estanterías: Ídem.
  • Energía consumida en el almacén: En un almacén, la energía consumida se suele deber a la iluminación y esta es proporcional al volumen del edificio, aproximadamente.
  • Mano de obra de manipulación y transporte: Una parte del coste de la mano de obra podrá imputarse al volumen de las piezas. Cuanto mayor es el volumen, mayores son los desplazamientos y el tiempo de tomar y situar.
  • Medios de transporte: De la misma manera, a más distancias y volumen, más medios de transporte son necesarios, como carretillas y elevadores.
  • Otros.

Las unidades de Csv son Coste/Tiempo para un determinado artículo:

Csv = Cv x Volumen del artículo

Cv es el coste del volumen por unidad de tiempo y por unidad de volumen y depende de la configuración de los costes del volumen de nuestro almacén, no depende del artículo concreto.

Cv es un parámetro asociado a las condiciones y costes del almacén.

Las unidades de Cv son Coste/ (Tiempo x Volumen):

Cv = Cedificio + Cenergía + Cmanipulación + Cmedios

Donde:

  • Cedificio = Coste del alquiler o amortización / Volumen neto almacén.
  • Cenergía = Coste de la energía/ Volumen neto almacén.
  • Cmanipulación = Coste MOD manipulación / Volumen neto almacén.
  • Cmedios = Coste medios manipulación / Volumen neto almacén.
    • Como medios se consideran aquellos del tipo carretillas elevadoras, montacargas, medios de transporte, etc.
      • Todos los costes referidos serán por unidad de tiempo, por ejemplo, coste del alquiler mensual.
      • En cualquier caso, hay que tener mucho cuidado con mantener la coherencia de las unidades.

Coste del valor

El coste del valor (Csf) recoge todos costes asociados a mantener el valor del stock almacenado. Generalmente, está compuesto por:

  • Coste financiero (deuda u oportunidad): Si la empresa está endeudada el coste financiero es el coste al cual le prestan el dinero. Si la empresa tiene liquidez excedentaria, es el coste de oportunidad de utilizar dicho dinero para otros fines.
  • Coste de seguro del contenido: Coste de aseguramiento del contenido, que suele ser proporcional al valor.
  • Coste por obsolescencia: Coste debido a la pérdida del valor del producto motivado por el paso del tiempo o posibilidad de roturas y deterioro por este motivo.
    • La obsolescencia se suele considerar como una constante para la toda la empresa, como una media.
    • Pero esto no es así, cada familia de producto tiene un riesgo de obsolescencia diferente. Los artículos estándar y de alta rotación tienen un riesgo de obsolescencia cercano a cero, en cambio los productos especiales tienen un riesgo de obsolescencia muy elevado.
    • Puede ser un error calcular los costes del riesgo de obsolescencia como una media.

Las unidades de Csf son Coste/Tiempo para un determinado artículo:

Csf = Cf x Valor del artículo

Cf es el coste de mantener el valor por unidad de tiempo y por unidad monetaria y depende de la configuración de los costes del valor de la empresa, no depende del artículo concreto.

Cf es un parámetro asociado a las condiciones y estructura de costes de mantener el valor y los gastos financieros de la empresa. 

Las unidades de Cf son Coste/ (Tiempo x Coste) o %/Tiempo:

Estos costes se suelen expresar en porcentajes, los cuales multiplicados por el valor del artículo dan lugar al coste de mantenimiento para esa unidad. Las ecuaciones de cálculo para dichos costes son:

Cf = Cfinanciación + Cseguros + Cobsolescencia

Donde:

  • Cfinanciación = Precio unitario del artículo x (%) Financiación.
  • Cseguros = Precio unitario del artículo x (%) Seguro.
  • Cobsolescencia = Precio unitario del artículo x (%) Obsolescencia.

PROPIEDAD INTELECTUAL

©️ José Agustín Cruelles Ruiz (Zadecon)
julio 19, 2015

Este texto está protegido con derechos de autor.
Se puede compartir este enlace.
Se pueden tomar párrafos del artículo y citar indicando el autor, el año y la dirección URL.

SERVICIOS RELACIONADOS

PÓSTER – GESTIÓN DE STOCKS Y CADENA DE SUMINISTRO.

En este recurso tienes un completo esquema acerca de cómo reducir tus inventarios y mejorar el servicio al cliente a partir del análisis de la cadena de suministro.

Tiene formato de póster para que pueda ser imprimido en A1 y compartir en el departamento de procesos y de fabricación.

Este recurso concentra y sintetiza mucho conocimiento.

POSTER - STOCK

DESCARGA GRATUITA

Enviar el póster gratuito a este email:

Subscribirse para recibir píldoras formativas en tu correo electrónico. Te puedes desuscribir en cualquier momento.

Confirmo que he leído y acepto la Política de Privacidad.

COMPARTE EL CONOCIMIENTO

Esperamos que este contenido te haya sido muy útil. Si así ha sido, te agradeceremos mucho que lo compartas en tus redes sociales para que otras personas puedan aprender.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETIN